Familias de patentes triádicas

No todas las familias son iguales y las familias de patentes no son una excepción.

Entre los diversos indicadores que se pueden utilizar para cuantificar la innovación y obtener datos que permitan comparaciones entre países, la OCDE utiliza las “familias de patentes triádicas”.

Definición

Según la definición de la OCDE, una familia de patentes triádicas tiene, al menos, los siguientes miembros:

– una solicitud de patente europea (documento de patente EP-A)

– una solicitud de patente japonesa (documento de patente JP-A)

– una concesión de patente de los Estados Unidos (documento de patente US-B).

Al menos para el solicitante, la invención debe de ser valiosa, ya que está tomando la decisión de protegerla en Europa, Japón y Estados Unidos con la esperanza lógicamente de obtener unos beneficios con sus patentes que compensen el coste necesario para protegerla.

La definición ortodoxa de la OCDE tiene en cuenta los siguiente criterios para contar y asignar las familias a países :

  • el año de prioridad, es decir, cuándo se presento por primera vez la invención.
  • los países de residencia de los inventores, como vía de asignación de familias a países.
  • el recuento fraccionado por inventores. De este modo, si hay 2 inventores con distinto país de residencia se asigna 0,5 familias a cada país.

Una definición susceptible de mejora.

En principio, se trata sin duda de un indicador interesante, ya que está teniendo en cuenta las 3 áreas económicas más importantes y permite comparar de manera no sesgada la innovación e internacionalización de las economías de los países.

No obstante, y en mi opinión,  la definición presenta algunos problemas conceptuales y está anclada en el pasado

En primer lugar, el hecho de que para la EPO y la JPO se consideren las solicitudes y para la USPTO las concesiones no responde a razones de fondo sino simplemente históricas. En efecto, hasta 2001 la USPTO sólo publicaba las patentes concedidas y no publicaba las solicitudes y ello supone una asimetría con respecto a la EPO y la JPO -que sí publicaban las solicitudes. La OCDE dice que el impacto de corregir esta asimetría deberán ser investigados en el futuro, es decir, que tenemos asimetría para rato.

Este problema se corregiría si se consideraran dos tipos de familias triádicas, complementarios y no excluyentes:

  • Familias de solicitudes, que vendría a reflejar el esfuerzo de una econ0mía para internacionalizar su innovación.
  • Familias de concesiones, que sería un indicador de la calidad de dicho esfuerzo al haber superado el examen previo a la concesión en las tres Oficinas.

Por otra parte, es innegable que China debería tenerse en cuenta en un indicador “global” de patentes, considerando el tamaño de su economía.

España y sus patentes triádicas

En cualquier caso, la definición actual es la misma para todos y España no sale precisamente bien parada. Sirvan dos botones de muestra.

El primero se refiere a la situación actual del perfil del sistema de ciencia e innovación en España respecto a la media de la OCDE. El eje más débil del perfil es claramente el de las patentes triádicas por millón de habitantes.

El segundo es la comparación de la evolución temporal del número de familias triádicas frente a Corea del Sur, según los datos de la OCDE. Sin comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s