Brexit y patente unitaria: veo, veo, pasteleo

01/12/2016

Introducción

El pasado lunes el gobierno británico confirmó que patente unitaria, de entrada sí y luego ya veremos qué pasa. En concreto, confirmó que está haciendo los preparativos necesarios para ratificar el Acuerdo sobre un Tribunal Unificado de Patentes (TUP), aunque no ha dicho cuando prevé que la ratificación se produzca.

Patada hacia delante

Dado el resultado del referéndum del Brexit, muchos pensábamos que UK no diría que va a ratificar el Acuerdo, ya que el TUP será un tribunal común para todos los Estados miembros de la UE que lo ratifiquen (art.1) y aplicará el Derecho de la UE en su totalidad respetando su primacía (art.20).

La pregunta es qué pasará si UK abandona la UE con la patente unitaria en marcha. La lógica dicta que las patentes unitarias (al igual que las marcas de la UE) dejarían de tener efectos en UK tras el Brexit. Otra incógnita es qué pasaría tras el Brexit con todos los jueces y representantes ante el TUP de nacionalidad británica y, sobre todo, con la parte de la división central del Tribunal, la más jugosa, que se encargaría de patentes químicas y farmacéuticas y que tendría su sede en Londres (Anexo II). El gobierno británico calla en estos puntos, pero afirma que el TUP no es una institución de la UE, sino un tribunal internacional  que contará con jueces británicos.

El manejo de los tiempos

El gobierno UK ha prometido en repetidas ocasiones que notificará su intención de dejar la UE en marzo de 2017. Además, la ratificación de Alemania también es necesaria para que la patente unitaria y el TUP entren en producción. Por tanto, sigue siendo incierto cuándo se inscribirá la primera patente unitaria en el registro de la EPO.

No tengo claro si UK está realmente actuando de buena fe y va a ratificar inmediatamente el Acuerdo o, simplemente, ha hecho este anuncio para ganar tiempo y mejorar su mano en las negociaciones. Reconozco que soy un poco desconfiado.

A continuación, especulo un poco sobre lo que intuyo más probable (pero sin ningún fundamento, como de costumbre):

  • UK no ratificará el Acuerdo del TUP antes de la notificación del art.50.
  • Alemania no ratificará antes de la ratificación de UK.
  • La primera patente unitaria no se inscribirá en 2017.

Ya saben, si quieren jugar a pitonisos, sírvanse de los comentarios.

Por último, para saber lo que otros especulan sobre el tema, les recomiendo los siguientes artículos:

http://ipkitten.blogspot.com.es/2016/11/breaking-news-uk-signals-green-light-to.html

https://ipcopy.wordpress.com/2016/11/29/uk-to-continue-with-the-unitary-patent-system-despite-brexit-referendum-result/

http://arstechnica.co.uk/tech-policy/2016/11/uk-ratify-unitary-patent-accepts-supremacy-of-top-eu-court/


La frontera entre las patentes y los diseños

29/09/2016

Introducción

Una de las primeras cosas que se aprende en propiedad industrial (PI) es que no se puede “patentar una marca“.  Normalmente, cuando se escucha algo así, proviene de alguien que se enfrenta por primera vez con estas materias y quiere “patentar su marca”; y si se lee, suele provenir de periodistas que meten todas las modalidades de protección de la PI en el mismo saco.

Sin embargo, “patentar un diseño”  no me suena tan mal, aunque soy consciente de que no es una expresión correcta.

Intento analizar a continuación la frontera entre invenciones y diseños, tanto desde el punto de vista teórico, como con varios ejemplos prácticos, incluyendo la jurisprudencia más relevante.

La frontera que separa forma y función

En mi opinión, la frontera entre estas modalidades es más bien porosa y creo que existen formas que son susceptibles de protección tanto como invenciones (mediante patente o modelo de utilidad) como por diseños.

El límite lo marcan en la Unión Europea los tres apartados del artículo 7 de la Directiva 98/71/CE sobre la protección jurídica de los dibujos y modelos. Estas disposiciones se transponen en España en el artículo 11 de la Ley 20/2003 de Protección Jurídica del Diseño Industrial.

Repasaremos a continuación los tres apartados de este artículo 11.

Artículo 11.1 El registro del diseño no conferirá derecho alguno sobre las características de apariencia del producto que estén dictadas exclusivamente por su función técnica.

La forma puede tener una función técnica, pero no puede estar dictada exclusivamente por su función técnica. Además, no dice que el diseño pierda esa condición por incorporar características impuestas exclusivamente por su función técnica, sino que en las mismas no cabe reconocer la protección como tal diseño, pero no impide la del resto.

Ahora bien, ¿con qué formas sucede esto? A bote pronto, yo diría que con aquellas formas más eficientes desde el punto de vista técnico, por ejemplo una forma aerodinámica, la forma de la rueda o la forma de una lata de refresco que minimice el metal a usar. Sin embargo, la Exposición de Motivos (parte no dispositiva) de la Ley 20/2003 señala que “la separabilidad de la forma y la función es lo que permite que la forma externa de un producto utilitario pueda ser protegida como diseño”, pero no aporta ninguna regla en su parte dispositiva para decidir cuándo forma y función son separables.

Desde la doctrina,Otero Lastres propone 2 criterios de separabilidad que a mí me parecen, en el fondo, el mismo:

  • multiplicidad de las formas. Cuando un objeto puede adoptar múltiples formas sin dejar de producir por ello el mismo resultado técnico, estas formas son independientes, es decir, separables del resultado técnico alcanzado.
  • incidencia de la variación de la forma. Cuando variando la forma permanece inalterable el resultado técnico producido, entonces hay separabilidad.

La regla abstracta está muy bien, pero no tengo claro cómo aplicarla en la práctica. El ejemplo que aparece en la web de la OEPM es un destornillador: “la protección de un diseño de un destornillador alcanzaría sólo a la forma del mango que admitiría alternativas, pero no a la punta cuya forma viene determinada por la función de ajustarse a un tornillo”.

Sin embargo, en mi opinión, este ejemplo del destornillador, por necesitar de un tornillo, es quizás más apropiado como veremos para ilustrar el siguiente apartado del artículo 11 (ajustes mecánicos entre piezas complementarias). De hecho, al igual que el mango del destornillador, su punta también admite alternativas.

En cualquier caso, pongo un ejemplo distinto y, sin duda, más sugerente: una prenda interior femenina está protegida por su “inventor” y “diseñador”, a la vez, como patente europea y como diseño español. Según la descripción de la patente,  la cadena de perlas de la prenda es capaz de provocar un efecto de masaje. Según la descripción del diseño, la cadena de cuentas tiene uso como adorno. ¿Viene dictada la forma exclusivamente por la función? ¿Son separables forma y función?

t3_i

Otro ejemplo más serio puede ser este tapón para el oído de 3M protegido por patente en Europa, pero por diseño en Canadá. Según la descripción de la patente la forma del tapón consigue que sea insertado de modo simple y efectivo, y que sea confortable para el usuario, y que proporcione una atenuación de sonido menor que los tapones tradicionales. Las preguntas son las mismas. ¿Viene dictada la forma exclusivamente por la función? ¿Se conseguiría el mismo efecto con otra forma?

earplug

Aparte de estos ejemplos sin resolver, he buscado en la jurisprudencia española y he encontrado 3 casos. En los 3 se llegaba a la conclusión de que forma y función eran separables.

plantilla anatómica (Audiencia Provincial Valencia, 2009) : “Conforme a la doctrina más autorizada es plenamente aplicable la separabilidad de forma y de función porque una plantilla anatómica puede adoptar múltiples formas sin dejar de producir por ello el mismo resultado técnico de adaptarse al pie, y variando la forma permanece inalterable el resultado técnico. Ningún diseño podría realizarse si se eliminara la forma que requiere para llevar a cabo sus funciones, pero ello no implica que sin perderla no pueda presentar múltiples y diferentes variaciones que afecten al cumplimiento de dicha función- como ocurre, por ejemplo, con las camisetas, que pueden responder a múltiples diseños teniendo la misma funcionalidad”suela

servilleta (Juzgados de lo Mercantil Alicante, 2012):  “no se acredita que esa función del diseño registrado por la actora no se pueda llevar a cabo mediante otros modelos con distinta configuración formal, siendo carga del demandado probar el hecho constitutivo de su pretensión de nulidad ( art 217 LEC ). El informe del perito no ofrece un estudio o análisis que permita determinar o concluir , que el pespunte o estampado perimetral , sea la única manera de evitar el deshilachado de la servilleta. “

napkin

hito/baliza de tráfico (Juzgados de lo Mercantil Alicante, 2012). “Según la demandada el tramo vertical junto con la zona configuración troncocónica invertida, responde a una función técnica específica cual es ofrecer un momento de inercia inferior respecto de las balizas de pieza cilíndrica de diámetro uniforme en toda su longitud (desde arriba hasta la base). De esta manera se facilita la deformación del cuerpo vertical cilíndrico ante el empuje producido por un vehículo y la recuperación de la posición erguida sin deterioro significativo, una vez cese el empuje”.

Ambos peritos “reconocen que esa misma función – de facilitar el abatimiento y recuperación del elemento cilíndrico tras el impacto por reducción del momento de inercia – se puede lograr con formas alternativas”.

hito

Vemos, por tanto, que en España hay pleno en favor de la separabilidad, aunque se trata de muy pocos casos. En la Unión Europea la situación es parecida aunque no tan acusada: en un reciente estudio encargado por la Comisión Europea (Legal review on industrial design protection in Europe, 2016), 484 diseños fueron a tribunales de la Unión Europea por este motivo y 2 de cada 3 diseños resistieron la prueba de la separabilidad.

functionality

La frontera entre el yin y el yang: formas complementarias

Apuntaba arriba que el problema del destornillador, como ejemplo paradigmático de separación de forma y función, es que le aplica quizás más directamente el siguiente apartado del artículo 11, ya que todo destornillador necesita un tornillo con el que cumplir su función.

Artículo 11.2 El registro del diseño no conferirá derecho alguno sobre las características de apariencia del producto que hayan de ser necesariamente reproducidas en su forma y dimensiones exactas para permitir que el producto al que se aplique o incorpore el diseño pueda ser conectado mecánicamente a otro producto, adosado, o puesto en su interior o en torno al mismo, al objeto de que cada uno de ellos pueda cumplir su función.

Por tanto, parecen excluidas de la protección por diseño todas las formas, incluidas obviamente las normalizadas (ISO, UNE,…), de acoplamiento entre elementos mecánicos como, por ejemplo, el perfil de la rosca métrica de los tornillos o el perfil de evolvente de las ruedas dentadas.

m_e

La frontera LEGO

Remato el artículo 11 con su último apartado, también conocido como “cláusula lego”.

Artículo 11.3 No obstante lo dispuesto en el apartado anterior [Artículo 11.2] los derechos derivados del registro se reconocerán sobre los diseños que permitan el ensamble o la conexión múltiple de productos intercambiables dentro de un sistema modular y cumplan las condiciones establecidas en los artículos 6 y 7 [novedad y carácter singular].

Por tanto, aunque se trate de formas destinadas a la conexión con otra complementaria, el diseño de la forma de las protuberancias y huecos de las piezas de LEGO, al ser productos intercambiables dentro de un sistema modular, no estarían excluidos de la protección por este artículo 11. Otro ejemplo de diseño no excluido puede ser la forma de alguna de las piezas de IKEA.

Conclusión: las especies biológicas y las modalidades de PI

Concluyo ya con una analogía para reforzar mi afirmación inicial de que “patentar un diseño” no es algo tan descabellado. En biología, una especie esta formada por organismos capaces de entrecruzarse y de producir descendencia fértil, pero no pueden hacerlo (o al menos no lo hacen habitualmente) con los miembros de otras especies. En propiedad industrial nos podemos preguntar hasta qué punto las modalidades (patentes, modelos de utilidad y diseños) se comportan como especies:

  • en los informes de búsqueda de patentes, es común encontrar modelos de utilidad como documentos relevantes del estado de la técnica, es decir, que pueden destruir la novedad o actividad inventiva de la patente. No tan común es encontrar diseños citados en informes de búsqueda de patentes, pero haberlos, haylos. A su vez, al menos en EEUU, una patente puede ser relevante para valorar la novedad de un diseño, allí llamados, a modo de híbridosdesign patents.
  • según el Convenio de la Unión de París es posible reivindicar la prioridad de un modelo de utilidad en una patente (y viceversa), cosa que sucede con cierta frecuencia, sobre todo el caso del PCT. El CUP también permite la reivindicación de un modelo de utilidad como prioridad en un diseño (ver art. 24 de la Ley 20/2003). Algunos países como Alemania van más allá y permiten  la reivindicación como prioridad de un diseño en un modelo de utilidad o, incluso, en una patente. Sin embargo, la EPO rechazó esta posibilidad.

Borrador de reglamento de la nueva ley de patentes

19/09/2016

El 1 de abril de 2017 entrará en vigor la nueva ley de patentes (BOE). Recientemente, la OEPM ha publicado el borrador de Real Decreto que desarrollará reglamentariamente la ley.

Comento a continuación algunas disposiciones que me han llamado la atención.

Número de reivindicaciones razonable (art. 7.5). Exigir como requisito que el número de reivindicaciones sea “razonable” atendiendo a la naturaleza de la invención puede llevar a resultados arbitrarios. La Oficina Europea de Patentes (EPO) resuelve este problema exigiendo más tasas conforme se superan umbrales en el número de reivindicaciones (15 y 50).

Formalidades para la publicación uniforme (art. 23.d, 24 y Anexo). El incumplimiento de las formalidades previstas en el Anexo ocasionaría la notificación de las formalidades incumplidas y la necesidad de corregirlos en un plazo de 2 meses pagando, además, la correspondiente tasa (42,06 €), si este incumplimiento impide la “publicación uniforme”. No es evidente cuales de las formalidades previstas en el Anexo son tales que su incumplimiento impediría la “publicación uniforme”. Así, por citar un ejemplo, según el Anexo el tipo de letra tiene que ser necesariamente “Arial 11”. Si el tipo de letra fuera distinto y con ello se impidiera la “publicación uniforme”, el solicitante debería presentar de nuevo la documentación con esa tipografía y abonar la tasa de 42,06 €.

Quizás sería más oportuno reducir el Anexo a las formalidades que impedirían realmente la “publicación uniforme”.  El resto de formalidades podrían ser objeto de una disposición de rango inferior al Real Decreto (p.e. una instrucción de la OEPM), permitiendo así una modificación más ágil de estas materias sin introducir cargas, quizás innecesarias, para el solicitante.

Folleto de los documentos R (art. 31). No parece que se desarrolle el artículo 37.4 de la nueva Ley 24/2015, estableciendo, en relación con un informe sobre el estado de la técnica (IET) publicado con posterioridad a la solicitud de patente, las menciones que deben aparecer en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial (BOPI) referidas al IET y la edición de un folleto con el IET.

La antigua ley de patentes ponía que NO se publicarán folletos de modelos de utilidad concedidos (art. 150.2), y ello aunque hubiera modificación de las reivindicaciones entre la publicación y la concesión (son los documentos Y “fantasma” que nadie ha visto aunque en Espacenet están). Al menos en esta ocasión, el reglamento de la nueva ley, aunque omite la edición del folleto R (IET publicado separadamente), no lo prohibe.

Tasa de examen (art. 34.3) La nueva ley de patentes establece la tasa de examen en 389,77 €. Cuando el IET no señale la falta de algún requisito, la OEPM concederá directamente la patente sin que el examinador dedique más tiempo al expediente. Dado la alta cuantía de la tasa me parecería razonable, en los casos de concesión directa, la devolución, en todo o en parte, del importe de la tasa.

Reducción de tasas para emprendedores y PYME (art. 105.2). Para poder beneficiarse de la reducción de tasas para emprendedores y PYME, el solicitante deberá aportar “los documentos que acrediten, por cualquier medio reconocido en Derecho, que se ajusta a la definición de emprendedor establecida en ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización y a la definición de pequeña y mediana empresa adoptada por la Recomendación 2003/361/CE, de la Comisión Europea, de 6 de mayo, sobre la definición de microempresas, pequeñas y medianas empresas”.

No parece deseable esta falta de definición reglamentaria de los documentos acreditativos. Sería conveniente, al menos, indicar una lista no exhaustiva de documentos que sirvan para acreditar la condición de emprendedor y PYME.

Comisión de oposición (art.39). Por último, destacar positívamente que en caso de oposición a la concesión de una patente (o modelo de utilidad), se constituirá una comisión para su examen que estará compuesta por tres expertos de la OEPM técnicamente cualificados (examinadores), siendo uno de ellos Presidente. La Comisión se completará con un jurista de la misma Oficina si se considera que la naturaleza de la decisión así lo exige.

 


Las patentes y la pseudociencia: Epstein en la EPO y en la OEPM (y 2)

31/08/2016

Introducción

En el capitulo de ayer, trataba el caso de las patentes pseudohomeopáticas de Epstein en el Reino Unido. Hoy me ocuparé de qué está pasando con estas patentes en la EPO y en la OEPM.

En la EPO

Como ya adelantaba ayer, la EPO no se apoya tanto como la UKIPO en un requisito implícito de plausibilidad para valorar la patentabilidad de este tipo de invenciones; simplemente, interpreta los requisitos explícitos de novedad, suficiencia y aplicación industrial, aunque hace alguna mención a la plausibilidad.

De las 11 patentes Epstein, ninguna ha sido concedida por la EPO, 7 han sido rechazadas y el resto siguen en tramitación.

Una de las patentes que ha sido rechazada reivindicaba composiciones para el tratamiento del déficit de atención (ADHD). Precisamente, esta invención es la que escogió el juez británico como ejemplo representativo del grupo de invenciones y que comenté en la entrada de ayer.

El examinador EPO considera que la invención tiene falta de claridad en las reivindicaciones porque no termina de definir el objeto reivindicado: no habría manera de distinguir la composición reivindicada del mero disolvente o de otras ultradiluciones usando el mismo disolvente. El solicitante afirma que hay una manera de distinguirlo: probando la actividad biológica.  El problema es que no define una “actividad biológica” concreta en las reivindicaciones.

Respecto a la suficiencia, según la EPO, los ejemplos de la descripción, basados en ensayos realizados por Epstein and Co., carecen de plausibilidad porque las composiciones no tienen ni una pizca de principio activo y que la comunidad científica opina que las diluciones homeopáticas no son efectivas, más allá del placebo. Atribuye los resultados experimentales a falsos positivos debidos al propio efecto placebo o a defectos metodológicos en la preparación del ensayo (sesgo del investigador, muestra pequeña: n=50, uso de criterios subjetivos a la hora de puntuar el ADHD,…).

A diferencia de la UKIPO, la EPO cita documentos concretos para respaldar sus afirmaciones (p.e D5 vendría a ilustrar el consenso de la comunidad científica)

d5

El examinador se viene arriba e indica que el caso es comparable al de los móviles perpetuos: habría una insuficiencia irremediable, ya que la invención no puede funcionar porque contradice leyes establecidas de la biología, física y química. En concreto, la ley que menciona en este caso el examinador no es el manido 2º principio de la termodinámica, sino la ley de acción de masas. En un tono algo condescendiente, el examinador procede a explicar al solicitante que el efecto terapéutico de un fármaco depende, entre otras cosas de sus propiedades farmacodinámicas. En concreto, la reacción del fármaco con su molécula objetivo viene gobernada por esta ley de acción de masas, que viene a decir que la velocidad de la reacción es proporcional a la concentración de los reactivos. En el caso de la homeopatía, si no hay uno de los reactivos (anticuerpo) no hay reacción y no hay efecto terapéutico.

dt

El solicitante responde diciendo que no están infringiendo la ley de acción de masas: el reactivo es el disolvente modificado en su estructura al disolver en el más allá de Avogadro el anticuerpo. El disolvente almacenaría y transmitiría “información” de alguna manera todavía no conocida (por ejemplo, a nivel de cluster o submolecular).  Añade que el consenso científico no es un requisito de patentabilidad.

La EPO deniega  por falta de claridad y de suficiencia. En este caso, el solicitante amaga con presentar un recurso. Al final no lo hace y la solicitud muere.

Sin embargo, para 5 de las 7 solicitudes denegadas, sí que presenta un recurso. En el mismo, el solicitante afirma que los datos que acompañan una solicitud de patente no pueden ser de la misma calidad que las fases II y III de un ensayo clínico, ya que estas pruebas se tienen que hacer después de solicitar la patente, si no se quiere destruir su novedad. En una solicitud de patente los ejemplos solo tendrían que demostrar que es plausible que la composición pueda servir para tratar la enfermedad.

El solicitante concluye su escrito de recurso quejándose de que los de la EPO son unos descreídos y que colocan el listón de patentabilidad más alto que las agencias de medicamentos. Además, menciona que la EPO acepta estudios de consumo como prueba de la actividad inventiva (7 de cada 10 consumidores opinan que su pelo es más brillante después de usar el champú reivindicado).

En la OEPM

Al menos 9 patentes (pseudo)homeopáticas de Epstein se encuentran en tramitación a rebufo de lo que ha pasado en la EPO. En todos los casos, Epstein ha pedido examen previo y en todos los casos se ha enfrentado con las mismas objeciones de la examinadora.

Dado que están en distintos momentos de tramitación, me fijaré en una de las que están más avanzadas y cuya resolución motivada es más reciente (mayo 2016). Me refiero a una “composición farmacéutica y su uso para preparar un medicamento destinado al tratamiento y la prevención de enfermedades causadas por el VIH“.

La examinadora dice en el resultado del examen que la invención no es patentable por falta de:

  • suficiencia. “La composición no contiene ninguna molécula de anticuerpo, es decir, no contiene ninguna molécula activa, lo cual hace dudar de su efecto terapéutico. No se ha probado la efectividad de los medicamentos homeopáticos basados en diluciones C12 o superiores, ni se puede identificar un mecanismo de acción asociado, lo que lleva a la opinión general de la comunidad científica de que no tienen un efecto más allá del efecto placebo. No se puede llevar a cabo una caracterización estructural del producto ni, por tanto, es posible la reproducibilidad del producto ni de su uso.”
  • novedad. “Este tipo de formulaciones no contienen moléculas de los anticuerpos diluidos ni pueden diferenciarse del diluyente, ya que tales diluciones son superiores al límite de Avogadro. Es decir, formulaciones con concentraciones C12 o más diluidas no han probado ser efectivas ni pueden ser diferenciadas de formulaciones placebo”.

Para decir esto la examinadora se apoya en 3 documentos que coinciden con los que el examinador de la EPO señaló como representativos del consenso de la comunidad científica sobre la homeopatía.

El solicitante responde diciendo que estos documentos “no demuestran que los tratamientos homeopáticos no sean efectivos; antes bien, la postura expresada en los mismos es que, entre los ensayos homeopáticos, pueden encontrarse algunos realizados con rigurosidad científica que parecen indicar cierta potencialidad de la técnica”. Añade que estos artículos “recomiendan un mayor número de estudios para dilucidar la cuestión y una postura más abierta respecto a la homeopatía, pues muchas críticas parecen estar más basadas en el miedo a los cambios en la concepción actual de la ciencia que supondrían la aceptación de la validez de la técnica homeopática, que en la invalidez demostrada de dicha técnica”. Además, afirma que, desde la publicación de esos documentos, “muchos grupos de investigación prominentes a nivel mundial han encontrado evidencias analíticas de que las formas activadas potenciadas de moléculas, aunque se hayan diluido más allá del número de Avogadro, son diferentes y diferenciables del agua o de otro disolvente utilizado en el proceso de potenciación, incluso aunque dicho disolvente se haya sometido también al mismo proceso. Esto ha hecho que cambie la actitud de muchos expertos en la materia”. Aunque el solicitante no menciona ningún grupo de investigación en concreto, aporta una lista de 34 artículos científicos que respaldarían su afirmación, señalando uno en particular de Ryzhkina et al., que apunta a que “la actividad biológica de soluciones ultradiluidas. parecen estar asociadas a la producción y reconstitución de nanoobjetos /nanoasociados, que se forman sólo en ciertas condiciones”. También se apuntan otras teorías sobre la estructura de las ultradiluciones: estructuras disipativas, dominios coherentes, nanopartículas, fractales, agregados de moléculas de agua o epitaxia. Todo para concluir que estas ultradiluciones tendrían “propiedades que permiten diferenciarlas del diluyente y que parecen ser responsables de su actividad, admitida ya por muchos científicos” y que la “posición actual en el campo de la homeopatía es que las soluciones sometidas a potenciación homeopática son diferentes y diferenciables del agua o la solución salina, aunque puedan no contener moléculas terapéuticamente activas en concentraciones alopáticas.”

La examinadora vuelve a repetir en su resolución motivada los mismos argumentos que utilizó en su primer escrito para denegar la patente. Veremos en qué acaba.

 


Las patentes y la pseudociencia: Epstein, la plausibilidad y la bipatía (1)

30/08/2016

Introducción

En una entrada anterior, trataba el asunto de las patentes homeopáticas, comentando una decisión de la Cámara de Recursos de la EPO (T1273/09) denegando una patente europea solicitada por el Sr. Epstein en 2002. Por cierto, esta sentencia ha aparecido en la última edición de la Jurisprudencia de la Cámara de Recursos de la EPO (julio 2016).

Pues bien, Epstein presentó después  en 2010 un lote de patentes (pseudo)homeopáticas en EEUU, Reino Unido, la EPO y España, entre otras jurisdicciones. En EEUU, la USPTO las concede sin excesivos problemas. En Reino Unido, la UKIPO las rechazo, pero una sentencia judicial hará que las vuelva a considerar. Por último, en la EPO y en la OEPM están en tramitación.

En esta entrada, presento al Sr. Epstein, considero la plausibilidad como requisito de patentabilidad y comento la situación de estas patentes en Reino Unido. En una entrada posterior, comentaré como está el tema en la EPO y España.

Con todos ustedes, el Sr. Eps(h)tein

Oleg Illich Epstein es el director de Materia Medica, una compañía farmacéutica rusa fundada en 1992. En un principio, comercializaron productos estríctamente homeopáticos, para después desarrollar compuestos obtenidos diluyendo anticuerpos. Estos anticuerpos se diluirían, como en el caso de la homeopatía, más allá del límite de Avogadro, pero producirían el efecto contrario al que se esperaría en la homeopatía (lo similar cura lo similar). Así, por ejemplo, la homeopatía nunca diluiría un anticuerpo contra una proteína del VIH para tratar el SIDA (según el principio Similia Similibus  supongo que diluiría el propio virus del VIH), pero esto es precisamente lo que hace Epstein.

Otra línea de trabajo del Sr. Epstein es la llamada bipatía. ¿La homeopatía y la alopatía son conjuntos disjuntos? Pues no, porque el Sr. Epstein los mezcla en la bipatía: una sustancia sin diluir mezclada con la sustancia diluida homeopáticamente tendría propiedades distintas de la sustancia sin diluir. Por ejemplo, el alcohol diluido tendría un efector “protector” contra el alcohol sin diluir, por lo que la mezcla sería un tratamiento contra el alcoholismo.

Todo esto le sirve al Sr. Epstein para decir que sus composiciones no son (estrictamente) homeopatía.

La plausibilidad como requisito de patentabilidad

Dejando aparte por un momento a Epstein y la homeopatía, trataré a continuación el concepto de la plausibilidad, necesario para entrar en la sentencia británica sobre la que gira este artículo.

Junto a los requisitos explícitos de patentabilidad recogidos expresamente en la ley (novedad, actividad inventiva, aplicación industrial, suficiencia, claridad y alguno más), las Oficinas de Patente han desarrollado algunos requisitos implícitos.

Un requisito implícito de patentabilidad sería el carácter técnico. En este sentido, las directrices de examen de la OEPM, en línea con la jurisprudencia de la Cámara de Recursos de la EPO, dicen que “aunque el carácter técnico no está expresamente exigido..se puede inferir..que la materia sobre la que recae la protección..tiene necesariamente que ser de carácter o naturaleza técnica”.

Pues bien, la plausibilidad sería otro de estos requisitos implícitos. Parece que la formulación legal de los requisitos de suficiencia y aplicación industrial no permite a las Oficinas de Patente decidir si una invención es creíble y, por ello, están desarrollado la plausibilidad como prerrequisito de la aplicación industrial, de la suficiencia de la descripción y de la actividad inventiva. De esta manera, si una invención no es plausible no tendría ni aplicación industrial, ni la descripción puede ser suficiente, ni solucionaría ningún problema técnico . He usado plausibilidad como traducción de “plausibility“. Quizás “verosimilitud” o “credibilidad” sean mejores traducciones; desde luego “suenan” mejor en castellano.

En las patentes Epstein, la EPO no menciona la verosimilitud y se apaña con los requisitos explícitos de suficiencia y aplicación industrial. Sin embargo, la Cámara de Recursos de la EPO , en otros casos, sí ha usado este concepto conectándolo al requisito de actividad inventiva, usando la terminología del método problema-solución.

The definition of an invention as being a contribution to the art, i.e. as solving a technical problem and not merely putting forward one, requires that it is at least made plausible by the disclosure in the application that its teaching solves indeed the problem it purports to solve

En Reino Unido han usado más el concepto. Habría un umbral de plausibilidad que toda invención patentable debería superar en los frentes de aplicación industrial, actividad inventiva y suficiencia. El umbral estaría en lo “razonablemente creíble” y se traspasaría cuando hubiera alguna razón real para suponer que lo que se afirma es cierto.

Plausibility in the UK

                               Plausibility in the UK

La OEPM no menciona este requisito de plausibilidad (o equivalente) en sus directrices.

La sentencia británica

En julio de 2016, los juzgados de Chancery (famosos también por joyitas de ficción como Jarndyce and Jarndyce), dictaron sentencia en el recurso contra la denegación en octubre de 2015 de 11 patentes del Sr. Epstein por parte de UKIPO, decidiendo que el instructor de la UKIPO (Hearing Officer) erró en su análisis de la plausibilidad de las invenciones y remitiéndolas de nuevo a la UKIPO, para su consideración.

La siguiente tabla recoge los números de solicitud británicos, la enfermedad que trata cada una de las composiciones y los antibióticos que (ultra)diluye.

t1

Los examinadores de UKIPO las denegaron porque:

(1) novedad: las composiciones reivindicadas no contienen, estadísticamente, ninguna molécula de antibiótico y, por tanto, no se diferencian del disolvente (no se puede patentar el agua, ya es conocida)

(2) suficiencia: según la opinión actual de la comunidad científica, no hay nada en las composiciones reivindicadas que pueda ejercer un efecto terapéutico. Las solicitudes no aportan pruebas suficientes para rebatir esta opinión. En este punto los examinadores mencionan que están siguiendo el criterio, comentado en una entrada anterior, del caso Blacklight. Muy brevemente, en el caso Blacklight la UKIPO establecía 3 criterios para considerar una teoría científica como válida y el juez del caso definía la regla a aplicar en caso de duda sobre una cuestión de hecho afirmada por el solicitante.

(3) aplicación industrial: no se considera plausible que las composiciones tengan un efecto más allá del placebo, aunque se admite que

En el recurso administrativo, el instructor de la UKIPO no entro a valorar la novedad y simplemente las despachó por falta de aplicación industrial y suficiencia de la descripción.

En el recurso judicial, para poder tratar las 11 solicitudes conjuntamente, las partes acordaron fijarse en una de ellas: la relacionada con un método para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD).

Según la descripción de esta solicitud, en el estado de la técnica es conocida la relación entre algunas enfermedades neurológicas y la proteína S100 (OJO: el propio Epstein es autor de gran parte de dicho estado de la técnica), así como la ausencia de relación ente la NO sintasa endotelial (eNOS) y estas enfermedades (la NO sintasa endotelial está relacionada, en cambio, con la disfunción erectil).

La prueba más potente de la eficacia terapéutica sería un ensayo en el que se administró a 3 grupos de niños pastillas con la siguiente composición: (1) excipientes (placebo), (2) una dilución de placebo antibióticos contra S100 y (3) una mezcla de una dilución de antibióticos contra S100 y contra eNOS. Los dos últimos grupos experimentaron mejora en una escala de ADHD. Si bien la descripción afirma que fue un ensayo doble ciego, curiosamente el examinador apunta que parece tratarse en realidad de un ensayo abierto: tanto el paciente (y sus padres) como el médico saben si se les está dando un placebo. Por su parte, el solicitante afirma que, como estos datos están respaldados por declaraciones (witness statements) de médicos, los efectos reivindicados no irían en contra de la opinión mayoritaria de la comunidad científica. Por tanto, concluye el solicitante, la invención sería plausible, no es necesario explicar el mecanismo de acción de los compuestos y la UKIPO se habría extralimitado imponiéndole una carga injustificada.

test_adhd

Por mi parte, me parece curioso que todos los niños experimentaran mejora, con independencia del grupo al que pertenecen. Además, seguro que es una errata, pero según la tabla la muestra sería de 148 niños (48+50+50), pero en el texto de la patente se habla de 146. Por otra parte, es una manera peculiar de presentar los resultados: ¿por qué no dar también resultados para cada grupo como el porcentaje medio de reducción y su desviación típica? ¿Quizás no saldrían los deseados ## ?

En cualquier caso, en su decisión el instructor afirma que si el solicitante puede demostrar que la invención es plausible entonces concederá la patente. La plausibilidad quedaría demostrada si, en el balance de probabilidades, se trata de una invención que no contraviene la teoría científica establecida. Siguiendo el caso Blacklight, la UKIPO opina que la carga soportada por el solicitante es proporcionada, dado que hay una duda real sobre si la invención descansa en principios contrarios a las leyes físicas establecidas, por la que la carga de la prueba se debe desplazar al solicitante.

Las declaraciones de médicos afirman que no pueden explicar el mecanismo de acción pero que los datos sugieren que hay un efecto terapéutico. A la vista de esto, el instructor acepta que el efecto terapéutico es plausible a la vista de los resultados, pero no acepta que sea plausible que se haya descubierto una nueva teoría científica. Como veremos este punto es el que merece reproche, según el juez.

Otra prueba que se menciona en la decisión de la UKIPO es el estudio de una investigadora (Dr Judith Klein-Seetharaman, Universidad de Pittsburgh) que avalaría la existencia de un principio activo en las composiciones, ya que una composición y un placebo preparados en presencia de la proteína contra la que actúa el anticuerpo produjeron resultados distintos en el análisis de resonancia magnética, por lo que las composiciones afectarían a la estructura de la proteína, lo cual podría modular un sistema biológico. Sin embargo, otro experimento realizado por esta investigadora con dispersión dinámica de luz no arrojó diferencia en el tamaño de las proteínas.

El instructor UKIPO afirma que, en el balance de probabilidades, tiene, por un lado, la perspectiva convencional que afirma que las composiciones no son más que agua y, por otro, la afirmación de que son algo  distinto al agua, respaldada por un único experimento sobre el supuesto principio activo y numerosos datos de ensayos que sugieren un efecto terapéutico que las declaraciones caracterizan como plausibles.

Con estos mimbres, la UKIPO intenta aplicar la jurisprudencia creada por Blacklight. Por una parte, están los criterios para decidir sobre la validez de una teoría:

  • a) la teoría ofrece una explicación de la realidad consistente con la teoría establecida o, si no es consistente, ofrece una explicación que es mejor y debe ser consistente con el resto de teorías que no desplaza. La selección del anticuerpo y los ensayos para mostrar efecto terapéutico son conformes a las teorías aceptadas, pero todo que hay entre medias no (diluciones más allá de Avogadro, potenciación)
  • b) la teoría debe hacer predicciones comprobables mediante experimentación. Experimentación que debe concordar con las predicciones de la teoría y debe mostrar que la teoría rival es falsa. La UKIPO dice que no está en condiciones de valorar la bondad de los ensayos.
  • c) la teoría debe ser aceptada como válida por la comunidad científica que trabaja en el campo relevante. De los 50 documentos proporcionados, solo hay 1 ensayo no relacionado con Epstein o Materia Medica. Respecto a la declaración de la investigadora, concluye que se refiere a la plausibilidad de los resultados no al fenómeno de potenciación. Por tanto, las invenciones no pasarían este criterio.

Por otra parte, está la regla de decisión según la magnitud de la duda. El instructor dice que el solicitante le pide que acepte como plausible una mezcolanza de química convencional y principios homeopáticos que resulta en un principio activo y unos medios de acción desconocidos y llega a la conclusión de que los datos son una serie de anomalías experimentales. En este sentido, el instructor opina que hay una duda “sustancial” sobre una cuestión de hecho afirmada por el solicitante (la plausibilidad de un principio activo de esta naturaleza), pero que no existe una perspectiva razonable de que los tribunales, en base a posibles nuevas pruebas sobre la materia y con la declaración de expertos, den la razón al solicitante (afirmando que los antibióticos ultradiluidos son un principio activo).

El juez del recurso sentencia que la UKIPO se excedió al entrar a valorar la plausibilidad de la capacidad de las composiciones para producir el efecto terapéutico. Esto supone buscar una teoría que explique  cómo se produce el efecto terapéutico. Una vez que la UKIPO había aceptado que los datos terapéuticos eran plausibles, no hay necesidad de valorar la plausibilidad de una teoría que explique los efectos. Según el juez, una vez que se establece que el efecto terapéutico no es necesario nada más: la propia patente demostraría el efecto sin necesidad de que el solicitante explique nada más (“demonstrated in the patent per se…“). El juez estaría, por tanto, poniendo el listón de la plausibilidad más bajo que la UKIPO.  Además, el juez reprocha al instructor de la UKIPO su contradicción al aceptar que los datos son plausibles y provienen de ensayos realizados de manera apropiada para después decir que son anomalías experimentales.

Conclusión

El caso Blacklight giraba alrededor de una teoría propuesta por el solicitante, llamada la “Gran Teoría Unificadora de la Mecánica Cuántica Clásica” que podría explicar algunos resultados experimentales. En el caso Epshtein, el solicitante no aporta una teoría que explique los resultados experimentales, pero curiosamente este hecho, ¡beneficia al solicitante! 

 

Parece que con aportar sobre el papel una tabla y unos asteriscos se superaría el listón de la plausibilidad. ¿Condicionará esto la altura a la que la UKIPO colocará el listón de la actividad inventiva en este caso? Veremos qué pasa.


Patentes basadas en teorías no aceptadas por la comunidad científica

04/08/2016

Introducción

Al hilo de los comentarios de Arturo sobre las novedades en patentes homeopáticas, planteo aquí el problema con el que se encuentran las Oficinas de Patentes cuando se enfrentan con solicitudes basadas en teorías no aceptadas por la comunidad científica.

Para ello expongo el caso sobre el que se basa, en parte, la  reciente sentencia británica que da una segunda oportunidad a las patentes homeopáticas y que será objeto de otra entrada.

Blacklight, GTUMCC y el hidrino

El Sr. Mills es autor de numerosas publicaciones en las que desarrolla lo que denomina la “Gran Teoría Unificadora de la Mecánica Cuántica Clásica” (GTUMCC).

gtu

Esta teoría postula la existencia de los hidrinos, átomos de hidrógeno en un estado energético inferior al más bajo observado, lo cual requiere que el electrón orbite a un radio menor al radio de Bohr.

El Sr. Mills también tiene una empresa llamada Blacklight Power (ahora Brilliant Light Power) que ha atraído inversiones cercanas a los 100 M$ y que ha solicitado varias patentes en diversas partes del mundo, reivindicado aplicaciones de su GTUMCC.

Siempre publicar después de patentar

Siempre publicar después de patentar

En EEUU le han concedido patentes sin problemas, pero en Europa han sido rechazadas por la EPO y UKIPO.

EPO: no me lo creo

En la EPO, el examinador objetó falta de suficiencia en la descripción, basada en que en la patente solo se presentaban conceptos teóricos desarrollados por el solicitante, pero no fenómenos observables y reproducibles.  Los hidrinos no estarían aceptados por la comunidad científica en su conjunto y el experto en la materia no podría obtener hidrinos ni con el estado de la técnica, ni con la divulgación de la patente. Cualquier aplicación de esta teoría (p.e. laser o producción de electricidad) se contaminaría de esta falta de suficiencia.

La existencia de los hidrinos violaría las leyes de la física conocida. Aunque algunos hechos experimentales puedan explicarse con los hidrinos, esta no sería la única explicación posible. La invención se basaría en resultados experimentales ambiguos y conceptos teóricos dudosos. Por tanto, concluye la EPO, la solicitud carecería también de aplicación industrial. El solicitante retiró la solicitud.

appind

 

UKIPO: yo tampoco me lo creo

En su decisión sobre la solicitud de patente de Blacklight y la GTUMCC, la UKIPO propuso que, para calificar una teoría científica como “verdad” o “válida”, se podían considerar los siguientes criterios:

  • a) la teoría ofrece una explicación de la realidad consistente con la teoría establecida o, si no es consistente, ofrece una explicación que es mejor y debe ser consistente con el resto de teorías que no desplaza.
  • b) la teoría debe hacer predicciones comprobables mediante experimentación. Experimentación que debe concordar con las predicciones de la teoría y debe mostrar que la teoría rival es falsa.
  • c) la teoría debe ser aceptada como válida por la comunidad científica que trabaja en el campo relevante.

Respecto a patentes basadas en nuevas teorías, la UKIPO considera apropiado pedir un nivel de confianza real pero moderado en la “verdad” de la nueva teoría, proponiendo el balance de probabilidades como regla para conceder la patente: la probabilidad de que la nueva teoría sea cierta debe ser mayor que la probabilidad de que sea falsa.

En relación con los 3 criterios de validez en el caso de la GTUMCC:

  • a) según la UKIPO, la teoría no sería consistente con la mecánica cuántica y con la física clásica. UKIPO se declara incapaz de valorar si la GTUMCC ofrece una explicación de los fenómenos físicos
  • b) Mills ha presentado 116 artículos científicos ante UKIPO con experimentos sobre la GTUMCC. Eliminando los artículos en los que Mills no es autor, quedan 15 artículos, aunque de ellos muchos tendrían alguna conexión con Blacklight. Lo más destacable de los  experimentos es que se producía una cantidad de calor difícil de explicar y los autores mencionan que podría explicarse con los hidrinos. Sin embargo, según la UKIPO los autores de los artículos no concluyen que esta sea la explicación.
  • c) la UKIPO indica que la GTUMCC se propuso como teoría hace décadas pero que no ha aparecido en los periódicos o en los libros de texto y que la comunidad científica relevante (los físicos) no la aceptan como válida.

La conclusión de la UKIPO es que, en este caso, la probabilidad de que la nueva teoría sea cierta es menor que la probabilidad de que sea falsa.

El juez británico: In dubio pro applicant y el Micawberismo va a llegaar

En su recurso, Blacklight alego que el balance de probabilidades no era la regla adecuada, proponiendo que la regla fuera denegar la patente cuando la teoría fuera claramente contraria a las leyes establecidas por la física.

En su sentencia, el juez del recurso se plantea cuál es la regla correcta, mencionando que la jurisprudencia señala que la UKIPO debe conceder el beneficio de la duda al solicitante.

Tal y como yo entiendo la sentencia, en correspondencia con la magnitud de la duda sobre una cuestión de hecho afirmada por el solicitante que puede determinar la patentabilidad, la regla correcta distingue 3 casos :

  • Hay duda “sustancial”: la UKIPO debe entonces considerar si existe una perspectiva razonable (reasonable prospect) de que los tribunales, basadas en posibles nuevas pruebas sobre la materia y con la declaración de expertos, den la razón al solicitante. En ese caso debe conceder la patente.Pero, según dice el juez , una cosa es tener una probabilidad razonable y otra ser un Micawber de la vida, personaje de la novela “David Copperfield” caracterizado por ser pobre, pero optimista sobre su futuro esperando que “algo sucederá”.

    SPOILER ALERT: by the end of David Copperfield, Mr Micawber is a successful bank manager and magistrate in Australia. Something did turn up, after all. Hurray!

  • Hay duda “a secas”: la UKIPO debe examinar el material que se le presente y decidir con un balance de probabilidades.
  • No hay duda: la UKIPO debe denegar en estos casos, porque la invención es claramente contraria a las leyes de la física y no hay perspectiva razonable de que un tribunal la considere cierta. La sentencia menciona en estos casos los móviles perpetuos.

Pues bien, en su recurso el solicitante dice y el juez está de acuerdo en que la regla de decisión que debería haber aplicado la UKIPO en este caso no era la basada en el balance de probabilidades, sino que debería haber admitido la existencia de una duda “sustancial” . Otra cuestión es si, aplicando la regla correcta, se hubiera llegado a una decisión distinta.

En este punto, al juez le entra la pereza de otro personaje de ficción (Garfield) y dice que no le ha llegado el material sobre la  GTUMCC y que, en cualquier caso, examinar las pruebas sería para él un ejercicio impracticable y, de paso, abronca a la UKIPO por no haber presentado noséquépapel (a Respondent’s notice). Así que le devuelve la hot potato a la UKIPO y a correr.

.

 

Y vuelta la burra al trigo

En su nueva decisión, la misma persona de la UKIPO vuelve a tratar el tema, ahora con la “perspectiva” añadida por el juez, aclarando en primer lugar que el juez ha confirmado que no espera que la UKIPO consulte el asunto con expertos externos, sino que decida basándose la información ya en su poder.

Luego señala que, a la vista de la sentencia, el juez piensa que en el caso de la GTUMCC existe una duda sustancial, por lo que se centra en determinar si existe la “perspectiva razonable” de que un tribunal decida que la teoría es válida.

Para ello, vuelve a recurrir a los 3 criterios (a,b,c) sobre la validez de una nueva teoría científica y asume que los expertos que nombrara el hipotético tribunal también los usarán. Sigue declarándose agnóstico respecto a los criterios a) y b), ya que no puede hacer él los experimentos necesarios o ni consultar con expertos externos independientes. Por ello, vuelve a confiar en el criterio c) como único criterio operativo en el caso. Ahora señala que considera poco probable que la comunidad científica decida rescatar la GTUMCC del olvido y que, aun si así fuera, es muy improbable que en el tiempo de vida de una patente se produzcan resultados más concluyentes que los existentes para las teorías actualmente en discusión por la comunidad científica (p.e. menciona la teoría de cuerdas o la gravedad cuántica de bucles), concluyendo que la GTUMCC no tiene una perspectiva razonable de mostrarse como una teoría válida.

Leyendo entre líneas, el Sr. de la UKIPO considera que en el caso de la teoría de cuerdas o de la gravedad cuántica de bucles sí existe una “duda sustancial” sobre su validez y que se podrían conceder patentes basadas en sus principios, ya que esta duda podría razonablemente  resolverse a favor del solicitante ante un tribunal.

Fuentes:

—xxx—


Contrabando de invenciones

29/07/2016

Introducción

En una entrada anterior comentaba que con la nueva ley de patentes, la obligación de presentar en España una solicitud de patente europea o PCT sin prioridad correspondiente a una invención realizada en España tendrá un “régimen sancionador” aparejado: la falta de efectos en España de la solicitud internacional o de la patente europea.

Ahora escarbo un poco más en el tema, intento identificar las solicitudes que no cumplen actualmente esta obligación y termino con algunas preguntas en voz alta.

Escarbando un poco más

¿Cuándo una invención estará realizada en España?  Se presumirá, salvo prueba en contrario, que la invención se realizó en territorio español cuando el solicitante tenga su domicilio o sede social o residencia habitual en España.

¿Qué pasa cuando hay varios solicitantes residentes en varios países? Imaginemos que hay un solicitante español y otro francés y que la legislación francesa es idéntica a la española. ¿Dónde habría que presentar la solicitud PCT o de patente europea para cumplir ambas legislaciones? Lo ignoro. Estoy por preguntarlo en Yahoo respuestas.

La nueva ley establece en su art.115 la posibilidad de pedir una autorización de la OEPM para presentar una solicitud sin prioridad en el extranjero. Sin embargo, interpretando literalmente la ley (art. 152(2) y art.163(2)), la falta de efectos en España de la solicitud internacional o de la patente europea parece que se produce aunque exista esta autorización. Quizás se me escape algún detalle. En caso contrario, sería deseable que esta paradoja se corrigiera.

Rebuscando en las bases de datos

Mis disculpas si alguien se ofende por el uso del término “contrabando“. Normalmente se aplica a las mercancías que se exportan/importan sin pasar por la aduana cuando tienen obligación de hacerlo.

También mis disculpas si las patentes identificadas en este apartado no son realmente de “contrabando”. Las bases de datos gratuitas tienen sus límites y yo también me puedo equivocar al plantear la estrategia de búsqueda.

En PatentScope busco las PCTs de origen español sin prioridad presentadas fuera de España.Un solicitante español puede presentar su PCT en la OEPM, en ese caso el número de solicitud comenzará por PCT/ES. También puede (otra cosa es que deba) presentar la PCT en la EPO  o en la Oficina Internacional de OMPI, comenzando el número de solicitud por PCT/EP o PCT/IB, respectivamente.

Entonces, presumiblemente, la siguiente búsqueda en PatentScope devolvería solicitudes PCT sin prioridad realizadas en España y que no habrían cumplido con la obligación presentarse en España. Estas solicitudes no tendrían efectos en España de haber sido presentadas después de la entrada en vigor de la nueva ley de patentes.

query_pct

La consulta tiene 3 partes:

  • AN:(PCT/EP OR PCT/IB)  busca PCT/EP o PCT/IB en el campo número de solicitud (AN)
  • !PCN:[* TO *] devuelve documentos que NO tienen prioridad
    • ! es equivalente al operador lógico NOT
    • PCN:[* TO *] devuelve los documentos que tengan algo en el campo PCN (país de prioridad)
  • ARE:ES ANDNOT (ARE:AD OR ARE:AE OR …ARE:ZW) devuelve documentos que tengan algún solicitante con residencia en España (ARE:ES) y no tengan solicitantes con residencia fuera de España.

La búsqueda devuelve 297 resultados; más de 200 corresponden a PCT/EP (la EPO como oficina receptora). Es posible que haya falsos positivos.

La funcionalidad de análisis de PatentScope permite obtener este bonito cuadro resumen:

PCT_EP_IB

Aparecen personas físicas y jurídicas en el ranking de solicitantes porque en el PCT los inventores también se considerarán normalmente solicitantes, para que no haya fricciones con la legislación USA. Nótese el “For US only” en el ejemplo:

forus

Claramente el líder es Fractus. Me parece relevante destacar que Carles Puente estuvo nominado como inventor europeo por la EPO en base a varias patentes europeas de Fractus, provenientes de PCT (euroPCT), algunas de las cuales (PCTs) no habrían cumplido con las obligaciones de la legislación española. Con la nueva legislación, está claro que la solicitud internacional PCT no tendría efectos en España, pero ¿qué pasa con las patentes europeas obtenidas en base a una PCT de contrabando? ¿Tendrían o no efectos en España?

Por otra parte, es interesante ver el comportamiento por CCAA. Según los datos de la OMPI, en 2015 se presentaron 1525 solicitudes PCT de origen español (primer solicitante residente en España, con o sin prioridad), de las cuales 1130 se presentaron en España,  339 en la EPO y 56 en la OMPI.

pct_or

Pues bien, según la publicación “El sistema de patentes en 2015“, elaborada por @gianlluis, de las solicitudes de origen español presentadas en España, Madrid sería la Comunidad Autónoma más destacada (22%) seguida de Cataluña (20%), que baja significativamente.

obs

Esto contrasta con el origen por CCAA de las PCTs de contrabando. Añadiendo a la consulta el campo “domicilio del solicitante”, de las 297 sospechosas, 139 (47%) provenían de Cataluña y 39 (13%) de Madrid .

Con las patentes europeas, se puede hacer un ejercicio similar con la base de datos EPAB. Aquí la clave es saber que el número de solicitud de la patente europea codifica el lugar de presentación. Este tipo de cosas frikis están documentadas en el Manual de OMPI sobre información en PI. Pues bien, el número de solicitud EPO tiene la forma YYPPSSSS, donde YY es el año con 2 cifras, PP es el lugar de presentación y SSSS es un número de serie.

epo38

Por tanto, aquellas solicitudes europeas directas de residente español sin prioridad cuyo número de solicitud indica que se ha presentado fisicamente en la EPO (PP en el rango 00-09) se habrían presentado de contrabando (si se presenta físicamente en España, PP=38).

Tengo mis dudas sobre las solicitudes online (PP en el rango 10-24) ya que las solicitudes europeas se pueden presentar online usando tanto los sistemas de información la EPO como los de la OEPM, pero no hay información sobre si hay una relación entre el PP concreto y el sistema de información usado.

Por ello, voy a limitar (mucho) mi búsqueda a las solicitudes que se han presentado físicamente en la EPO (PP=00-09) y publicadas en esta década. Los resultados serán europeas de contrabando, pero posiblemente no estarán todas las de contrabando.

epo_00

Poco más de 100 resultados, encabezando la lista DALPHI METAL una empresa de Vigo fabricante de airbags comprada por una empresa alemana. Precisamente, la representación de las patentes generadas en DALPHI parece que se lleva desde Alemania.

dalphi

Preguntas en voz alta

  • ¿Cambiará con la nueva ley el comportamiento de los solicitantes que se portan “mal” actualmente?
  • ¿Habrá mucha litigiosidad sobre la falta de efecto de las patentes europeas o PCT de “contrabando”? ¿Es la nueva ley de patentes suficientemente clara?
  • ¿Deberían tener alguna responsabilidad los agentes de propiedad industrial inscritos ante la OEPM que presentan patentes de “contrabando”?