La FIFA™ , el Mundial 2018™ y la propiedad industrial (y 2)

08/07/2018

Introducción

Hablaba hace unos días de la política de la FIFA en cuanto a la protección activa de su PI, tanto en el registro de los derechos, como a la hora de hacerlos valer, mediante un agresivo enforcement. Hoy trataré el otro lado de la moneda: ¿qué hay del respeto de la FIFA a los derechos de PI de otros?

El spray de las faltas

Todos los que han visto un partido de fútbol en el último lustro se habrán percatado de que, tras una falta, el arbitro marca con un spray el lugar donde se ha producido, mide la distancia reglamentaria (9’15 m; 10 yardas) con sus pasos y marca una línea detrás de la cual se tendrá que situar la barrera. De esa manera se soluciona el problema de que los jugadores de la barrera empezaban a dar pasitos hacia el balón para estorbar el lanzamiento.

Además, algún árbitro ha encontrado otros usos, como spray de defensa personal contra jugadores problemáticos.

Una patente, muchos inventores

Como en el caso del sofosbuvir para la hepatitis C, los éxitos comerciales suelen tener varios progenitores que se disputan la creación y que suelen terminar a tortas. En este caso, he localizado tres inventores : un brasileño (Heine), un argentino (Pablo) y un español (Francisco). Los dos primeros aunaron sus esfuerzos y ahora intentan que la FIFA les pague por usar el spray para las faltas. ¡Qué pasen los inventores y sus inventos!

inventores

Pablo, Heine y Francisco

En primer lugar, la invención de Heine Allemagne VILARINHO DIAS, de origen brasileño, cosecha de 2000, protegida por patente entre otros lugares en Europa, Rusia y EEUU.  Mediante solicitudes independientes presentadas también en 2000, Heine protegió su invento en los países donde iban a celebrarse los Mundiales de 2010 (Sudáfrica) y 2014 (Brasil). Las patentes son propiedad de las empresas Chemiker Do BrasilLine Spuni.

En principio, la solicitud de patente iba dirigida a la composición de una espuma y al procedimiento para señalar temporalmente las distancias reglamentarias en deportes usando dicha espuma.

wo_heine

1ª reivindicación de la solicitud internacional de Heine (composición).

Sin embargo, la tramitación de la patente, al menos en la EPO, reveló que la composición no era nueva (p.e en relación con una composición patentada por L’Oreal para cosmética), lo cual llevó a que la protección se restringiera al procedimiento en sí. Para los no-iniciados en los arcanos de la novedad, aclararé que en examen el “for” (para) después de “composition” se interpreta como “suitable for” (apropiado para).

En resumen, la patente, al menos en Europa, protege el procedimiento:  Heine no impide que fabriques botes con un determinado tipo de espuma apropiada para marcar las distancias en fútbol, pero solo con el permiso de Heine podrías emplear ese tipo de espuma para señalar distancias en un partido de fútbol profesional. Ignoro, y es algo crucial, si ese tipo de espuma es el único que se puede usar en la práctica.

est_esp

1ª reivindicación de la patente finalmente concedida a Heine en Europa (proceso).

En segundo lugar, la invención de Pablo Silva, de origen argentino, cosecha de 2009, consistente en una composición formadora de espuma que no goza de protección en ningún sitio. Así, por ejemplo, la patente fue abandonada en la EPO, en EEUU y en China.

silva

1ª reivindicación de la solicitud internacional de Pablo (composición)

En tercer lugar, el invento de Francisco Ortiz, de origen español, presentado ante el Registro de Propiedad Intelectual (RPI) a las 12:50 horas del 19 de junio el año 2000. Pese a lo que afirma Francisco, este registro realmente no es una patente y no tiene trascendencia en la práctica: ni otorga protección respecto a “la idea”, ni genera, por sí solo, estado de la técnica relevante. Además, moralmente, el inventor no sería Francisco Ortiz, porque presentó su boceto en el RPI español con posterioridad a que Heine presentara su patente en Brasil.

34_inventor1_1024x1024

“Raya blanca que se borra sola”

Por cierto, esto de que un español presente algo en el Registro de la Propiedad Intelectual y pretenda luego que la FIFA le pague por infringir una patente no es exclusivo del spray. Así, en el Mundial de Rusia se ha empleado el VAR para ayudar al árbitro a decidir correctamente y Francisco López  (“Yo inventé el VAR y lo tengo registrado”) ha aparecido en los medios diciendo que tiene inscrito el VAR en el RPI y que va a pedirle 15 M€  a la FIFA porque tiene una “patente válida en el espacio Schengen” (?).

El conflicto con la FIFA: fair play

En resumen, hemos visto que solo hay realmente una patente sobre todo esto, que es de Heine, y que, al menos en Europa, se refiere exclusivamente al procedimiento y no al spray en sí.

Heine, en alianza con Pablo, ha intentado sin mucho éxito ejercer su patente frente a la FIFA. En los medios, la versión que se cuenta es la de Heine; la FIFA no se ha pronunciado oficialmente, que yo sepa, y en los medios lo único que ha dicho es que como ellos no producen sprays no pueden infringir la patente de Heine.

El spray se dio a conocer globalmente durante el Mundial de Brasil. Según relata al Daily Mail, antes de ese Mundial entraron en negociaciones con FIFA que, como condición para esas negociaciones, exigió que Heine se abstuviera de comercializar su producto o de buscar patrocinadores o socios comerciales. Unos meses antes del Mundial, Heine y Pablo recibieron una oferta por escrito de la FIFA de 500.000€ por la patente. Sin embargo, en ese momento les pareció muy poco, porque Grandona (presidente de la federación argentina y vicepresidente de la FIFA) les había dicho que después del Mundial la patente valdría más de 40 M€. Teniendo en cuenta las negociaciones en marcha, Heine & Pablo enviaron unos cuantos botes gratis a la FIFA para que los usaran durante el Mundial de Brasil. Eso sí, la FIFA procuró ocultar la marca del bote. En cualquier caso,  durante el Mundial, Heine fue reconocido por la FIFA como inventor e invitado a compartir palco y codearse con el famoseo.

4d9d2cee00000578-5882495-this_time_four_years_ago_mr_allemagne_was_acknowledged_as_the_sp-a-2_1529997985234

Heine codeándose con Blatter (ex-presidente FIFA)

Sin embargo, un mes después del Mundial falleció Grandona. Con la desaparición del que había sido su valedor en la FIFA, comenzó el troleo. Así, la FIFA no solo actuaba como si no conociera de a Heine, sino que invitó a otras empresas a solicitar la comercialización del spray bajo un sello (FIFA approved). De esta manera, la FIFA además de no pagar un duro por usar la patente, quería ganar dinero de las empresas que pretendieran comercializar el spray.

internet-troll

Heine llevó el caso a los tribunales brasileños. En diciembre de 2017 un juez “reconoció” la patente en 44 países y ordenó a la FIFA abstenerse de usar el spray en cualquiera de sus competiciones, so pena de más de 10.000€ por partido. Según dice Heine, si la FIFA sigue desobedeciendo la orden judicial, la justicia brasileña puede bloquear los activos de la organización o emitir ordenes de arresto contra directivos de FIFA.

 

Esto, la verdad, me parece un tanto extraño, ya que el juez brasileño puede entender de daños y perjuicios por infracción de patentes brasileñas en Brasil, pero no creo que tenga jurisdicción en Rusia. Tampoco creo que por infringir una patente en el extranjero, un juez nacional pueda emitir ordenes de arresto.

No obstante, también parece que la FIFA, que se supone promueve el fair play, aquí no está jugando limpio, sino que está siguiendo la estrategia  que demasiadas veces los grandes emplean contra los pequeños que quieren ejercer su patente, ya descrita por Barea en “La forja de un rebelde“: ofrecerles algo de dinero y si no lo aceptan e insisten en ejercer su patente, arruinarlos en tribunales.

En 2015, la propia FIFA tuvo algunos problemillas (FIFAGate)por soborno, fraude y lavado de dinero, que acabaron con varios de sus dirigente detenidos y con la dimisión de su presidente Blatter. Aunque algunos comparan la EPO a la FIFA, entiendo que la FIFA no tiene inmunidad y que si en el Mundial de Rusia se infringe una patente rusa cada vez que se lanza una falta, Heine podría, en principio, pedirle cuentas en Rusia a la FIFA, que es la responsable del tinglado.

Anuncios